¿Realmente quiere tu perro que lo acaricies?

Muy a menudo, a los humanos, nos gusta acariciar a nuestros perros. Sin embargo, no a todos los perros les gusta que les acaricien, incluso los más sociables y dóciles.

Una de las maneras de saber si nuestro perro está disfrutando con nuestra interacción es parar ésta interacción, veremos entonces si nuestro perro nos pide que continuemos o por el contrario no.

Ésta es una prueba llamada “Test de consentimiento” y es una estupenda manera de ayudar a nuestro perro a que nos comunique qué le gusta y qué no.

Aquí podéis ver la forma correcta de usar el “Test de consentimiento” para preguntar a tu perro si quiere que le acaricies.

1) Busca un momento en el que tu perro esté relajado y siéntate con él en un lugar cómodo

2) No le ates con la correa

3) No lo coloques en un lugar de donde no pueda salir

4) Acaríciale durante 5 segundos en algún lugar donde creas que le va a gustar más (el pecho es normalmente un buen lugar).

5) Retira la mano

En el primer vídeo Zani dice no a la interacción, de hecho dice no muchas veces utilizando su lenguaje corporal canino. En 27 segundos se lame 4 veces la nariz, vuelve su cara 7 veces, vuelve su cuerpo 2 veces y retrocede 2 veces, todos estos son signos típicos de estrés o intento de evitarnos.

En el vídeo podemos ver que Zani probablemente quiera irse, pero permanece en el sitio porque probablemente está anticipando una sesión de obediencia con su propietaria.

En el segundo vídeo Summer dice sí a la interacción. Se inclina hacia la persona que le estaba acariciando, sus ojos permanecen medio cerrados, sus músculos faciales están relajados, y busca la mano cada vez que ésta deja de acariciarlo.

Aprende a leer las señales que emite tu perro si quieres tener una relación de respeto y confianza con él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *