Consulta de etología clínica

Estas consultas están pensadas para los casos que tu perro o gato presente algún problema de conducta que te preocupe. Son más extensas ya que debemos analizar bien dicha conducta, llegar al origen del problema, emitir un diagnóstico, un pronóstico y valorar las mejores opciones terapéuticas acordes, no sólo al problema en sí, sino también a vuestras circunstancias personales.

¿Cómo organizamos las consultas?

El proceso se divide en varias partes:

1- El cuestionario

Necesitaremos hacer una anamnesis muy detallada. Como hemos comentado antes, para poder daros un diagnóstico, pronóstico y tratamiento hemos de analizar muchos factores. No solo sobre el problema en sí, sino también sobre el día de día de tu perro / gato.

Para ello te enviaremos un cuestionario online (más extenso que el que tenemos en la web) y que necesitamos tener rellenado unos dos días antes de la consulta. La idea es que podamos analizar vuestro caso antes del día de la consulta para que esta sea más fluida.

Si sois varias las personas las que convivís podéis poner las distintas opiniones de cada uno. Cuanta más información tengamos, mejor podremos estudiar el caso ‍. Nos interesa conocer los distintos puntos de vista de cada miembro de la familia.

2- La consulta

El día de la consulta ampliaremos la información recopilada el cuestionario previo. (Haremos hincapié en los puntos de los que consideremos que necesitemos recabar más información).

Os daremos un diagnóstico y un pronóstico. Te ayudaremos a comprender por qué tu perro / gato hace lo que hace. Te explicaremos a qué puede ser debida dicha conducta y qué pautas has de llevar a cabo para corregirla/ modificarla.

Además:

– Valoraremos la necesidad de realizar pruebas médicas complementarias. Muchos problemas / cambios de conducta pueden ser debidos o verse agravados por un problema orgánico. De modo que para poder tratarlo hemos de realizar pruebas médicas para poder diagnosticarlo. En ese caso, te explicaremos qué pruebas pueden ser necesarias y cómo realizarlas

– Valoraremos la necesidad de complementar la terapia conductual con feromonas, nutraceúticos o psicofármacos

En muchas ocasiones nos es de gran utilidad la visualización de grabaciones de la conducta en cuestión. Puedes enseñárnoslas en día de la consulta o enviárnosla previamente por email o por WhatsApp.

3- El E-mail

Como la consulta es extensa y os damos mucha información te enviaremos en los días posteriores un resumen de todo lo que hemos hablado en la misma y material complementario para que puedas poner en funcionamiento todas las pautas.

4- Trabajo en casa

Es importante que te impliques en la terapia y apliques las pautas que te hemos explicado en la consulta. Si sois varios miembros de la familia todos han de poner de su parte e implicarse en el tratamiento.

Ten en cuenta que un problema de conducta no se arregla de la noche a la mañana, hace falta tiempo, constancia y compromiso.

5- El seguimiento

¿ En qué consiste el seguimiento?

En que nos tienes a tu disposición para resolver dudas que tengas mientras vas poniendo en marcha las pautas anteriormente indicadas. Si te atascas con algo, si te surgen dudas, si hay algo que no te ha quedado claro… Dependiendo del tipo de consulta escogido (consulta individual o packs de consultas) dispondrás de un seguimiento más o menos extenso de tu caso (haz clic aquí para ver los diferentes planes de consulta).

Nos puedes enviar videos de como estáis haciendo los ejercicios, escribir por email con las dudas que os surjan.

Si la duda que tengáis requiere una explicación  o análisis más extensos como para resolverlos por email os citaríamos para hablarlo tranquilamente por teléfono, por videollamada o de manera presencial.

Valoraremos la evolución de vuestro caso y analizaremos si hace falta modificar alguna pauta de tratamiento o añadir alguna nueva.

En los casos en los que hemos diagnosticado varios problemas de conducta os ayudamos a priorizar y a organizar el trabajó a realizar y en las consultas de seguimiento iremos añadiendo pautas de trabajo para ir tratando todos los problemas poco a poco sin abrumaros con mucha información de golpe.

En los casos en los que se requiera la administración de medicación revisaremos la respuesta a la misma y la necesidad o no de modificar la pauta.